Crece el interés por los astros

Integrantes de la Asociación Entrerriana de Astronomía están abocados a conseguir recursos que permitan mejorar las instalaciones del Observatorio de Oro Verde y reunir mejores condiciones para la divulgación de la astronomía en la provincia.
El público interesado por el espacio sideral aumenta de manera ininterrumpida y las instalaciones están quedando limitadas.

Reunión Subsecyt - AEA

 

La curiosidad por el universo, las galaxias, las estrellas, los planetas o los meteoritos está creciendo de manera sostenida. Prueba es que los sábados por la noche cada vez más gente se acerca al observatorio que la Asociación Entrerriana de Astronomía posee en Oro Verde. A su vez, cuando ocurre un fenómeno celeste, los miembros de esta agrupación dedicada a la divulgación de la astronomía, reciben consultas de los medios de comunicación o de las personas interesadas en tener el dato preciso.
El aumento de la difusión y de los estudios que lleva adelante la AEA conlleva, como es de esperar, mayores recursos. Es por esto que sus miembros se han propuesto conseguir apoyos que permitan mejorar sus instalaciones e instrumentos de observación.
Así es que mantuvieron una reunión con Hernán González -Subsecretaría de Ciencia y Tecnología de Entre Ríos- para conversar sobre diferentes programas y líneas de subsidios que el Estado nacional posee para emprendimientos como los que lleva adelante el grupo local de entusiastas de la astronomía.
Desde la AEA consideraron que la reunión fue “receptiva y productiva”. En este marco, quedó el diálogo abierto ya que desde la mencionada área provincial se ocuparán de hacer las pertinentes consultas específicas y desde la AEA elaborarán proyectos, según sus necesidades, para presentar ante los organismos competentes que potencialmente los puedan respaldar.
“El observatorio de la Asociación Entrerriana de Astronomía tiene cada vez más afluencia de público. Especialmente, de estudiantes y docentes. Por eso, es que nos gustaría ampliarnos y construir en el predio de Oro Verde una sala que nos permita organizar charlas y otras actividades vinculadas a la astronomía”, dijo a EL DIARIO Luis Trumper, de la AEA. Él junto a Walter Elías representaron a la organización en la reunión con González.
Ciertamente, la infraestructura del observatorio es muy modesta. Bajo la cúpula no hay mucho más lugar que para el telescopio. En la planta baja, de pocos metros cuadrados, se encuentra un comprimido (aunque muy valioso) museo espacial. Allí se pueden apreciar, por ejemplo, meteoritos y restos de la estación espacial soviética Salyut 7. Además, cuenta con una galería fotográfica de gran atractivo.
Trumper agregó que “también queremos comprar instrumentos porque estamos un poco desactualizados para poder observar cometas, asteroides o estrellas variables”. Entre los elementos necesarios para hacer buenas observaciones se necesitan cámaras con Dispositivo de Carga Acoplada (CCD, por sus siglas en inglés) y accesorios para el telescopio.
Hasta el momento, el funcionamiento del telescopio y el predio dedicado a la astronomía se sostiene con la entrada de 10 pesos que abona el público que asiste cada sábado para mirar los objetos celestes.
PLANETARIO.
A su vez se conversó sobre otro anhelo de la AEA: la construcción de un planetario fijo en Paraná. De poder concretarse este proyecto, la ciudad contaría con recurso educativo y de divulgación de la astronomía de gran valor. Un ámbito como ese posibilita que el conocimiento científico trascienda el mundo académico y sea accesible para todos.
Por otra parte, en la reunión también se habló sobre el planetario digital “Carl Sagan”, un proyecto particular que lleva adelante Luis Trumper con “el objetivo de trasladar la astronomía a las zonas donde difícilmente los chicos tengan la posibilidad de conocer un planetario”.
Este particular planetario tiene la característica de ser transportable ya que se trata de un domo (cúpula) inflable. Puesto en funcionamiento tiene cinco metros de diámetro, 3,20 metros de alto y en su interior caben hasta 40 personas.
La propuesta, destinada a estudiantes y docentes, es hacer un viaje audiovisual por el universo, la vía láctea y el sistema solar a través de un video inmersivo. Esta tecnología hace sentir al espectador como parte de la escena espacial.
A su vez, con la observación de las constelaciones también se relatan episodios de la mitología griega.
Esta iniciativa de gran valor pedagógico se sostiene con el abono que los estudiantes pagan a modo de entrada. Por supuesto, este recurso es escaso. Por eso, también en este caso, el propósito es recibir un respaldo del Estado para promocionar y sostener esta actividad.
Reconocimiento
El Observatorio de la AEA cuenta con el reconocimiento de los centros astronómicos profesionales más importantes del país. Para su fundación, el 24 de septiembre de 1986, se realizó en Paraná y Oro Verde la reunión anual de la Asociación Argentina de Astronomía. Se trató de un hecho inédito ya que hasta el momento ese encuentro se realizaba sólo en las ciudades que cuentan con universidades que se dedican al estudio del espacio. Esa inauguración también es recordada porque fue la primera reunión de los astrónomos y aficionados luego de que se viera el famoso cometa Halley (que se acerca a la tierra cada 75 años).
Las instituciones educativas interesadas en la visita del planetario móvil Carl Sagan pueden comunicarse al 0343-155100470. También pueden visitar el sitio www.cosmodome.com.ar.
AL MARGEN
Por su parte, quienes quieran concurrir al observatorio, ubicado en el predio del complejo agrotécnico de la Escuela Alberdi en Oro Verde, pueden llamar al 0343 – 154173869.

Franco Giorda fgiorda@eldiario.com.ar – El Diario de Paraná

http://www.eldiario.com.ar/diario/interes-general/103762-crece-el-interes-por-los-astros.htm

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *